© 2017-2019 Fundación Francisco Pinto Berraquero 

  • Facebook
  • YouTube

Contacto: franciscopintoberraquero@gmail.com

Diseño web: Alicia Pinto Përez

Actividades 

Consulta el programa en pdf

Francisco Pinto:

La imagen del vino y el trabajo en las bodegas a través de la obra pictórica y escultórica de Francisco Pinto Berraquero. 1950-1980.

Comunicación en actas de congreso.

26/11/2015

Francisco Pinto Berraquero. 1924-2004. Vida y obra de un escultor.

Monografía y catálogo de exposición conmemorativa de los 10 años de su fallecimiento.

19/02/2007

 

Esta comunicación pretende hacer un breve recorrido entre los años 1950 y 1980, mostrando la imagen del vino a través de la mirada de un artista local, el escultor Francisco Pinto Berraquero. A su vuelta de Madrid en 1950, tras su formación en la Escuela de Bellas Artes, trajo consigo el interés por mostrar a través de la escultura los rasgos identitarios de su pueblo, y a ello dedicó buena parte de su prolífica actividad artística. El trabajo en las bodegas, en los campos de vides, en las tonelerías fue considerado motivo de constante inspiración en su trabajo, desarrollado en un contexto cultural condicionado por la dominante expresión realista de postguerra. A pesar de ello supo extraer de este modo de hacer, una forma peculiar de entender el mundo del vino desde el punto de vista del trabajador, mostrándonos lo peculiar de la vida jerezana en torno a esta actividad industrial. La imagen del vino para Francisco Pinto se expresaba en el esfuerzo cotidiano, percibido a veces como épico, de las personas entre cuyas manos se producía la transformación de los racimos de uva en vino.

Dar a conocer la obra de un autor es una labor compleja y laboriosa, pues no consiste sólo en recopilar su trabajo y mostrarlo ordenadamente, lo que en sí ya sería de gran utilidad. Se trata de poner en valor lo que la propia obra significa,  como creación artística y parte sustancial del devenir de nuestra cultura. Conocer la obra de un autor es rastrear en su propia vida: el contexto donde se formó, desarrolló y evolucionó su trabajo, las circunstancias que lo condicionaron y la respuesta que tuvo de su entorno más inmediato. En el caso de Francisco Pinto Berraquero son sesenta y cuatro años de labor profesional casi diaria, con una etapa de formación que transcurrió a lo largo de la etapa más crítica de nuestra historia contemporánea. A través de este libro pretendemos mostrar la obra resultado del trabajo de este hombre de aspecto frágil pero de espíritu infatigable, pero también recordar parte de su historia, que no es otra que la de los hombres y mujeres que compartieron su tiempo, su época, nuestro pasado más cercano y quizás por eso menos valorado. Devolver la memoria a los escenarios en los que estas obras surgieron y lo que entonces significaron, para así saber que pueden significar ahora para nosotros.

La consideración de los oficios en la cultura actual es cada vez más marginal. La industrialización y la maquinización han llevado a cabo una aceleración de los procesos, lo que ha producido que los oficios queden relegados, en algunos casos, a meros testimonios etnográficos, o a reclamos de programas turísticos locales.

Los oficios siguen siendo el sustento de muchas personas, y en algunas ocasiones medios de inspiración para el arte, pero se están extinguiendo poco a poco junto a los artesanos que lo ejercitaban y cultivaban. Con esta pérdida también desaparece la inspiración que producían en aquellos que miran desde lo sensible, exponiendo a la sociedad sus pensamientos, reclamando su recuerdo y consideración como formas de vida, como identidad o como expresión misma de lo humano. La dignificación del trabajo, y la relación emocional y corpórea de hombres y mujeres con el producto de sus manos son los objetivos de muchas de estas obras artísticas. 

Uno de estos oficios, el de la tonelería, ha suscitado en el entorno artístico jerezano miradas encontradas, desde la literatura a la pintura, la fotografía y la escultura. En la obra artística de Francisco Pinto especialmente.

Exposición monográfica dedicada al oficio de la tonelería desde la mirada artística de la pintura, escultura y fotografía.

Entre los días 4 de septiembre y 14 de octubre de 2018